En este corto, creado para el Día Internacional de la Mujer, un grupo de publicistas se disculpa con las mujeres por haberlas estereotipado en todo tipo de anuncios:

Perdón porque la publicidad haya sugerido que deberían andar en patines durante el período, y que sólo ciertos cuerpos están listos para la playa. Perdón por rasurar piernas que ya estaban rasuradas y por insinuar que la mejor parte de su día es comer un yogurt.

Perdón por poner a una mujer con talle 12 en una publicidad de talles grandes y por nunca mostrar a mamá como el padre divertido. A las mujeres que tienen más de 50, perdón por ser interpretadas siempre por mujeres de 35. Perdón por nunca haberles dado herramientas poderosas, ropa interior cómoda o la línea importante en el anuncio.

Perdón porque muchas de ustedes nunca han visto en un comercial a alguien que se les parezca y, sobre todo, perdón por si la publicidad alguna vez les hizo sentir que no son suficiente. Lo son.